El articulista recuerda el clasico prueba sobre John Gottman, el gran investigador de el exito en la vida en pareja, en el que juntaba a un matrimonio en la habitacion desplazandolo hacia el pelo les pedia que peleasen.